lunes, 10 de febrero de 2014

Cómo borrar de forma segura tus archivos de computadora... o recuperarlos

Los usuarios deberían saber lo siguiente: al vaciar la papelera de la computadora, los datos no se borran automáticamente. Por lo general, lo que pasa es que se borra la referencia a los archivos y se puede sobrescribir el espacio de memoria correspondiente. Sin embargo, mientras eso no ocurre, los archivos se pueden seguir leyendo con herramientas especiales.

Si usted quiere tener la seguridad de haber eliminado datos, siempre debería trabajar con programas de borrado que sobrescriban los datos. Para estar absolutamente seguro, la Oficina Federal Alemana para Seguridad en la Técnica de la Información recomienda sobrescribir al menos siete veces los datos eliminados, de acuerdo con Milenio.

Sin embargo, en función del volumen del archivo, el borrado con herramientas especiales que sobrescriben varias veces los datos dura bastante tiempo y muchas veces ni siquiera es necesario.

"Para el borrado seguro existen varios métodos, por ejemplo sobrescribir todo con ceros, con dibujos o con números aleatorios", explica el experto en seguridad en Internet Marcel Fourné. "Generalmente, basta con rellenar todo con ceros", asegura.

"Antes se recomendaba sobrescribir hasta 35 veces, pero esto lleva mucho tiempo y no es necesario", señala Fourné. Este experto también aconseja borrar siempre totalmente los discos duros sobrescribiéndolos, incluso si los archivos han sido borrados con el método seguro, antes de entregarlos a otras personas o tirarlos a la basura. 

Archivos dispersos

Y es que los archivos pueden estar almacenados de forma dispersa en el disco duro e incluso a las buenas herramientas se les pueden escapar algunos fragmentos que en ciertos casos se podrían restaurar.

En el sistema operativo Mac OS X de Apple ya están integradas las funciones para el borrado seguro. Una herramienta de uso múltiple para Windows es el programa gratuito CCleaner de Piriform, por ejemplo. Este programa es capaz de eliminar del disco duro datos innecesarios, por ejemplo el historial del navegador.

Aquí también se puede configurar el método para que los correspondientes segmentos del disco duro puedan sobrescribirse entre una y 35 veces. Con el CCleaner también se puede borrar de forma segura el contenido de la papelera sobrescribiendo los datos. Con la herramienta integrada llamada Wiper se pueden borrar discos duros enteros.

Automático

Otra herramienta de seguridad confiable es Eraser, de Heidi Computers. El software gratuito de Windows se puede intercalar en el menú, desde donde el usuario siempre puede borrar de forma segura cualquier archivo haciendo clic en el botón derecho del ratón. Además, Eraser permite sobrescribir de forma automática determinados segmentos del disco duro.

Otro programa clásico para borrar completamente discos duros, que trabaja de forma independiente del sistema operativo, es Darik's Boot and Nuke, mejor conocido por sus siglas DBAN. Este programa se graba en un CD y puede iniciar la computadora.

De esta manera se puede borrar en el sistema no sólo cualquier disco, sino también particiones a las que no se puede acceder cuando se ha iniciado el sistema desde el disco duro correspondiente.

Herramientas

Hoy en día, sin embargo, no sólo las computadoras archivan datos personales y sensibles, sino sobre todo los smartphones y las tabletas. Por esta razón, también en estos dispositivos es indispensable contar con un sistema de borrado seguro.

Sin embargo, para la mayoría de los dispositivos no basta con volver a la configuración de fábrica para eliminar datos.

Por ello, antes de vender o traspasar el dispositivo deben borrarse de forma segura tanto la memoria interna como las tarjetas SD. Si usted conecta su smartphone o tableta por USB a la computadora, también puede usar a tal efecto las herramientas antes mencionadas, por ejemplo el Eraser.

Si usted tiene dudas sobre la eficacia de un determinado programa para borrar datos, puede probar las soluciones con una denominada herramienta de recuperación, por ejemplo Recuva de Piriform. Tales herramientas intentan restaurar cualesquiera datos de discos duros u otras memorias.

(Con información de Sipse.com)

martes, 9 de abril de 2013

Blogs de Moda, un oficio con futuro

El sueño de muchas jóvenes ya no es sentarse en la primera fila para ver un desfile, sino cobrar quinientos euros por hacerlo. Solo algunas blogueras españolas han hecho realidad este sueño y han convertido una pasión, la moda y la tecnología, en una profesión.

El mundo de los blogs de moda comenzó en 2007, pero ha sido a partir de 2009 cuando las marcas se han empezado a dar cuenta del nicho de negocio que había en estas bitácoras.

Según el primer estudio sociológico realizado por el portal de moda Truendy, en colaboración con la Asociación Española de Blogs de Moda (AEBDM), a partir de una encuesta anónima, a una muestra representativa de 350 blogs de moda españoles, solo cuatro de cada diez ven su blog como una herramienta profesional.

En cifras, a siete de cada diez blogueras una marca les pide hablar gratis de su producto, una de cada cuatro cobra por publicidad, una de cada diez recibe una compensación en efectivo y otra de cada diez la recibe en ropa y complementos.

Y aunque son pocas las que consiguen vivir profesionalmente del blog, María Giraldo, organizadora de las Jornadas de Blogs de Moda (JBM), anuales, opina que las blogueras aprovechan el éxito obtenido para exigir "un pago monetario bastante elevado".

Con el tiempo "este mundo se ha ido de las manos", dice Giraldo, ya que las marcas "les han dado voz y voto".

Las tarifas son muy variadas, oscilan en función del tráfico en la web, del modo de publicación y, a partir de ahí, se fija el precio, pero no existe una tarifa estándar.

"Por sentarte en un desfile se pagan entre 300 y 500 euros", pero el importe asciende a 800 o 1,000 euros cuando se trata de un publirreportaje, explica Giraldo.

Su compañera en la organización de las JBM, Patricia González, añade que se están dando situaciones en las que hasta piden dinero por acudir como público a la presentación de un producto, y cuenta que conoce "un caso concreto, era evento relacionado con moda y automoción, y la bloguera dijo que por menos de 500 euros no iba a la presentación".

González es doctora en Ciencias de la Comunicación y no comprende que se pidan cifras tan altas, además considera ilícito que los jóvenes accedan a un puesto de trabajo para el que no se han formado, simplemente "por tener éxito con su blog".

Giraldo recalca que también es necesario diferenciar entre "famosas que se han convertido en blogueras" y "chicas anónimas que a través de su blog han alcanzado la fama". Algunas de estas jóvenes han conseguido que cabeceras como "A Trendy Life", "Lovely Pepa" o "Madrid Fashion" sean mundialmente conocidas.

La gallega Silvia García, responsable del blog "Bartabac", una de las pioneras en convertir en profesión una afición, confiesa que cobra por ir a algunos eventos, pero "no a todos", y reconoce que no hace "posts patrocinados".

Aunque no le gusta hablar de dinero, considera que ahora mismo vive de su blog y de actividades surgidas a raíz del mismo, como su marca de ropa y colaboraciones con algunas firmas, como ha hecho, por ejemplo, diseñando zapatos.

La mayor parte de las afortunadas que pueden vivir de sus páginas están respaldadas por plataformas diseñadas para albergar este tipo de bitácoras.

Giraldo opina que sin ese apoyo "no podrían vivir". Son como "lobbies" que les proporcionan publicidad y les permiten agruparse para conseguir campañas".
"Bartabac", por ejemplo, reconoce que la plataforma "Style Lovely" le paga "por el tráfico" que genera su web y gestiona sus anuncios.

Belén Canalejo, más conocida como "Balamoda", afirma que "es un trabajo" y se lamenta de que "en este país" hay quien considera este oficio algo "superficial".

Canalejo ha conseguido diversificar su trabajo gracias a la cabecera de "Balamoda", que le ha permitido, no solo impartir clases en la universidad y dar conferencias sobre comunicación de moda, sino asesorar sobre estilismos, escribir reportajes o elaborar vídeos para empresas.

Mediante la publicidad se puede llegar a ganar "muchísimo". "Un ejemplo es Isasaweis que pasó de tener un videoblog a hacer programas de televisión, y ya tiene dos personas gestionando su publicidad", explica Jaime Vargas, director de cuentas de Red Web Unity, una empresa que ofrece servicios de consultoría y gestión de publicidad para blogueros.

Vargas añade que funcionan "como una empresa" con posibilidades de crecimiento en el futuro, en el que las titulares llegarán incluso a delegar sus funciones en otras personas anónimas.

(EFE)

Entradas populares